El futuro atómico de la Argentina

El futuro atómico de la Argentina

Argentina se encuentra en una encrucijada. Por un lado, la necesidad de desarrollo, crecimiento y productividad son necesarias. Por otro, el sostenimiento del medio ambiente, no solo para su explotación a conciencia sino que también para el sostenimiento de la fauna y los ecosistemas es una demanda necesaria. 

Muchas veces estas dos variables se presentan como una dicotomía. La existencia de una supone la desaparición de la otra. Como si acaso fuese imposible el desarrollo sin perspectiva medio ambiental, o el sostenimiento del ambiente nos condenase al atraso. 

La situación opuesta nos demuestra que esta dicotomía es falsa. La Argentina no ha crecido al nivel esperado por mucho tiempo y las tareas en sostenimiento ambiental están por debajo de lo deseado. Si el peor escenario es una realidad ¿por que sería imposible pensar un escenario de desarrollo y sustentabilidad?

Este desafío no es imposible y quizás esté mucho más cercano a nuestro futuro de lo que en verdad creemos ¿Cómo es esto posible? La llave que abre la puerta a este futuro probablemente sea la energía nuclear.

Es cierto que la energía nuclear no cuenta con la mejor imagen en la opinión pública. Los recuerdos de Chernobyl y Fukushima están presentes en el imaginario colectivo como grandes desastres con consecuencias a corto y largo plazo. Sin embargo, en el mundo existen 31 países (incluyendo a Ucrania y Japón) entre los que se contabilizan más de 400 centrales nucleares que producen energía limpia y segura para un décimo de la población mundial. 

¿Pero que tiene que ver la energía nuclear con la sustentabilidad? El desafío actual es que podamos evitar que la temperatura promedio del planeta siga aumentando. De ser así son esperables grandes desastres ambientales y la pérdida de biodiversidad. Para esto es necesario reducir las emisiones de carbono de forma rápida ya que su presencia en la atmósfera dificulta el enfriamiento natural del planeta. Es en este contexto donde la energía nuclear es una forma de generar energía libre de emisiones de carbono.

¿No podríamos utilizar otras energías renovables? Por supuesto, y es lo más deseable. Sin embargo, la adopción e implementación de estas tecnologías es costosa y es relativamente reciente. Lo que el planeta necesita son medidas urgentes y la energía nuclear ya es parte de un proceso que lleva más de 50 años de desarrollo e implementación. Adoptar una nueva forma de producir energía, sobre todo para un país en vías de desarrollo, es mucho más costoso que expandir un modelo de energía con el que ya cuenta. 

Por supuesto el problema de la seguridad es una preocupación para todos pero debemos tener en cuenta la cantidad de casos de éxito en la implementación de este tipo de energía. 

Nuestro país al día de hoy cuenta con tres centrales nucleares Atucha I, Atucha II y la central Embalse que proveen el 6% del total de la energía usada en el territorio de acuerdo a Chequeado.com [1] . Actualmente en nuestro país se está construyendo una cuarta planta y hay planes para la construcción de una quinta. 

En Argentina, además existen importantes avances en la adopción de formas alternativas, limpias y seguras de producción de energía. Importantes innovaciones en energía eólica, hidráulica y solar existen y se están implementando de forma segura y prometen un futuro más sostenible. Pero en el camino a ese futuro sostenible necesita estar parapetado en otras formas de producción y hasta ahora la mejor alternativa que contamos es la producción de energía nuclear. 

El desarrollo de futuras plantas en Argentina es un escenario positivo. Los acuerdos originales con China para la construcción de estas plantas han surgido durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner fueron refrendados y profundizados durante la gestión de Mauricio Macri y en la actualidad están dando inicio. 

Por supuesto es necesario un control exhaustivo y una evaluación del impacto que estas plantas tendrán, como debería ocurrir con cualquier proyecto de envergadura. La protección y la seguridad de las personas debe ser primordial  y – junto a la voluntad de llevar energía limpia y segura a la población- debe ser uno de los pilares del desarrollo energético de nuestro país. 

La energía nuclear es una herramienta importante para avanzar hacia un futuro sustentable, con diversidad en las fuentes de energía renovables que además garanticen una energía limpia y segura.

1.  Energía Nuclear: la Argentina y el mundo. Chequeado.com.  Disponible en: https://chequeado.com/el-explicador/la-energia-nuclear-la-argentina-y-el-mundo/ Consultado el 4/10/2021

Deja un comentario

Close Menu